Recomienda ese sitio        Contáctanos: aes@aliciaelizaga.com       Tel. (222)2377199   Cel. (222) 3107511 Puebla, Mazatlán y Veracruz

 

312

Productos

Blog

 

Yoga Para Embarazadas

El yoga es una práctica milenaria procedente de la India. Aprender a respirar adecuadamente manteniendo los músculos fuertes son algunos de los objetivos del yoga, un ejercicio ideal para embarazadas que además, según un estudio de la Universidad de Michigan (EE.UU.), también reduce los síntomas depresivos (resultado de los cambios hormonales en la mujer, durante el embarazo).
Hacer Yoga, mejora el estado anímico de la mujer porque aprenden a relajarse profundamente y esto lleva a que el bebito que se está formando dentro de ella, crezca más saludable y alcance sus potenciales genéticos.
Existen diversos estilos de Yoga, pero nosotros hemos elegido uno de los más adecuados para el embarazo. El objetivo es ayudar a que el embarazo, el parto y el postparto fluyan sanamente y la mujer se sienta relajada y tranquila. Las posiciones de Yoga (asanas) y la meditación, hacen que la mujer desarrolle confianza y aprenda a escucharse a sí misma, es decir, a escuchar los ritmos naturales de su cuerpo, que muchas veces resultan en inestabilidad emocional, por todos los cambios, que pueden o no ser esperados, pero finalmente son cambios a los que hay que adaptarse. Al identificar sensaciones e interpretarlas adecuadamente facilita el avance natural del embarazo y del parto, logrando que sea menos doloroso porque no todo se interpreta como tal. Consecuentemente no se siente miedo y la relajación es más profunda. Por otro lado los músculos se tonifican en la zona pélvica y el abdomen.
Yoga también ayuda a tener buena posición de columna, evitando así molestias y facilitando los movimientos intestinales para una buena digestión. Es muy recomendable para mujeres saludables, que no tienen ningún tipo de riesgo físico.
La respiración y el trabajo muscular son las dos prioridades del Yoga. Algunos de estos ejercicios son muy similares a los que se llevan a cabo en las clases de educación perinatal, pero hacer ambos resulta excelente.
El yoga permite que las mujeres embarazadas tengan mayor elasticidad y mejores niveles de oxigenación, mantengan o incrementen la flexibilidad de sus articulaciones, estimula su circulación y retorno venoso de piernas, además de los profundos niveles de relajación ya mencionados, favorece el sueño profundo, disminuye el estrés y alivia el cansancio.
El inicio de las clases de yoga prenatal puede ser en cualquier momento, sin embargo a medida que avanza el embarazo deberán evitarse posturas en las que se pueda perder el equilibrio. En el segundo trimestre de embarazo, se sustituyen las posturas que requieren estar acostada sobre la espalda para no poner demasiada presión sobre la vena cava inferior y la aorta. Los estiramientos serán supervisados por la guía de la clase y hará hincapié en no forzar demasiado, porque especialmente al final del embarazo, las mujeres producen una hormona llamada relaxina, que aumenta la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones, por lo que se le enseña a cada mujer a conocer sus propios límites.
En Nuevos Horizontes las clases de yoga están orientadas a mujeres embarazadas para que preparen su cuerpo y su mente a la llegada de su bebé de una manera saludable, suave y respetada.
Para asistir a las clases solamente requieren de usar ropa cómoda, elástica, una colchoneta o tapete especial para Yoga, haber ingerido alimentos ligeros una hora antes de clase cuando mucho e ingesta libre de agua.
Yoga es ideal por ser un ejercicio relajado con el que la embarazada no tiene que realizar esfuerzos más allá de sus posibilidades.
Practicar yoga en el embarazo debe realizarse siempre con el asesoramiento de un experto que nos enseñe asanas, pranayana y ejercicios de relajación adecuados para cada momento de la gestación.

Las clases de Yoga son dos veces por semana y tienen duración de una hora.

Para mayores informes llama a nuestros teléfonos o escríbenos a nuestro correo electrónico.


Te invitamos a asistir a una clase muestra, sin compromiso y sin costo.